Fotografía

Fotografía

De la vieja escuela, pero no amante de gastar agua y contaminar el planeta con químicos. Antes se gastaban al menos 150 litros de agua al imprimir una imagen y deberíamos sentirnos avergonzados por décadas de contaminación para hacer placas que hoy pueden ser de igual y mejor calidad sin gasto ecológico.

 

Entradas relacionadas